miércoles, 16 de marzo de 2011

Mi corazón está en Japón...

Desde el viernes 11 mi corazón no ha dejado de apretujarseme en el pecho cada vez que veo imagenes de la devastación y destrucción de Japón tras el terremoto y tsunami. Jamás pensé ver algo tan impresionante y triste en mi vida.. sin mencionar el horror que me causa el pensar vivir una experiencia así. Y no solo con lo horrendo del terremoto si no ahora con el peligro que enfrentan miles por la destrucción de la planta nuclear. Ver a tanta gente abandonar sus casitas que no sufrieron daños en el terremoto pero que ahora si están en peligro ante la radiación me parte el corazón. Como diria Mafalda, tengo una pajita en el animo. Y sé que no soy la única, sé que el mundo entero comparte este sentimiento. La gente de Japón necesita nuestra oración y nuestra ayuda. Pido a Dios por calma... que cesen los temblores pues aún tiembla, para que al menos las personas puedan sentir menos temor. Pido resignación para quienes perdieron a seres queridos o lo perdieron todo y pido fuerzas y valor para que puedan levantarse. Primero fue Haiti, despues Chile... y hora Japón. Creo que de todos el más terrible ha sido Japón. Por favor si no lo has hecho ya, has alguna aportación a la Cruz Roja o alguna otra entidad que pueda llevar ayuda.

Pero hay algo más que me entristece. Quien me conoce sabe que soy amante de los animales y mascotas. Hoy Japón tiene cientos de mascotas perdidas, huerfanas sin dueños. Las fotos y los reportajes son sencillamente tristes. Me parte el corazón ver cuantos animalitos hay sufriendo... quizás buscando a su dueño, su amigo. Como en esta foto que hoy recorre internet... donde el amo se reencuentra con su perrito:

O esta foto donde la dueña se aferra a la compañia de su mascota. Quien sabe es lo único que le queda. La carita del gatito se parece tanto a la de mi Maya...


Puedo imaginar el dolor y sufrimiento ante la perdida de seres queridos y la perdida de todo por tan lamentable suceso. La ayuda humanitaria les llegará y podrá recuperarse poco a poco. Las cientos, quizás miles de mascotas que están perdidas y huerfanas sufren mucho más aún si no reciben la ayuda y compasión de algún humano. Muchos quizás podrán reunirse con su familia... pero muchos otros no. Por eso ya hay varias organizaciones de rescate intentando salvar las vidas de la mayor cantidad de mascotas posible que hayan sobrevivido el terremoto y tsunami. Una de ellas lo es la organización Global Animal Puedes leer información de como ayudar a estas mascotas si tu corazón te mueve a ello. Y tambien te comparto este pequeño link de donación directa.


No dejemos de orar... de pedir a Dios por Japón y su gente. De pedirle a Dios por el mundo que tanto lo necesita y sobre todo pedirle protección para mi linda islita, Puerto Rico. Hoy son ellos, mañana podemos ser nosotros. Gracias por leerme...

4 comentarios:

analia cristina dijo...

Comparto tu pensamiento,el japonés es de veras un pueblo muy especial,es admirable la dignidad y serenidad con la que enfrentan el desastre,Dios querra que salgan adelante como ya lo han hecho otras veces,a ellos una oracion.

Sonia dijo...

Yamil, comparto tu mismo pensamiento y ha sido una tragedia que a todo el mundo ha afectado.
Mis oraciones estan con todas las personas en Japon.
Los animales tambien sufren y si se han quedado si su Amo mas todavia.. esto es muy triste.
Gracias por compartir.
-Sony

MARILYN dijo...

Yo estoy igual Yamil, se me parte el corazon cada vez que veo algo, porque eso nos puede suceder a nosotros y de solo pensar en algo asi me da panico. Tu sabes que es no poder encontrar a tus seres queridos..espantoso!! y los pobres animalitos que no pueden hablar, no,no digo yo... Ay que orar, amiga!!!
un beso!

Nilsa dijo...

que fuerte y tierno y todo lo demas!! ya estoy llorando y apenas son las 8:20am!! de verdad que uno sufre tanto la perdida de las personas como la de los animalitos!! es que te aman sin condiciones....